Como NO me fui a Nueva Zelanda

Como NO me fui a Nueva Zelanda

Este es un relato tragicómico que devino en bullying por parte de mis amigos de siempre, bullying con amor, quien no tenga un grupo de amigos que no se bardee mutuamente no tiene amigos (?) En el caso de los míos, cada uno tiene algo por lo que ser “bulleado” y si me tienen que gastar con algo es con la siguiente historia.

La historia de como me quise ir a Nueva Zelanda y no me salió.

Érase una vez, una niña muy tonta que….BUENO PARECIDO, la niña tonta soy yo. Pero la historia comienza así.
Una vez decidida que la vida en la oficina apesta, que iba a renunciar, dejar mi depto, ahorrar lo mas que pueda para irme, debía decidir un destino. Mi hermana estaba por irse a Nueva Zelanda, había logrado aplicar la famosa Working Holiday que se abre una vez por año y en diez minutos se agotan las 1000 visas, y me pareció una genial opción y un genial país.
Era 2015 y yo trabajaba emitiendo tickets aéreos, un día normal en la ofi mirando vuelos veo uno muy barato a Auckland, ES MI OPORTUNIDAD!! pensé. Hasta ese momento en mi trabajo no sabían que me iba, así que junté coraje y hablé con mi gerenta comentándole la idea de irme, la cual no le copó mucho pero… un beso grande!
Me iba a ir a Nueva Zelanda!! Me hice la reserva y emití el ticket para Febrero 2016 (era Marzo 2015), casi un año por delante, ansiedad yo?? A partir de ese momento empece a comunicar a toda persona a mi alrededor que me iba, todo el mundo sabía de mis últimos meses en la oficina, iba a trabajar hasta Diciembre.

Llegó Julio y Pai (Mi hermana) se fué, llegó y se enamoró del país, de como se vive, hizo amigos…básicamente todo lo lindo que un viaje implica, faltaban dos meses para aplicar la Working Holiday.
Estudié todos los tips, el formulario un millón de veces, como completarlo, que poner, que no. Leí mil posts al respecto, soñé mil veces con que me quedaba dormida al momento de aplicar, que no tenía Internet, que se me rompía la compu, así mil cosas. Había instalado un programita en la pc que te autocompletaba datos, que inteligente no? NO TANTO.
Un día antes de la aplicación de la visa, intenté ver si el programita funcionaba, me iba a agilizar el llenado del formulario e iba a ganar tiempo (?). Me acuerdo que fue en septiembre del 2015, antes de ir a la oficina. Entré a la pagina de Migraciones de Nueva Zelanda, como la aplicación para Argentina obviamente estaba cerrada hice click en —— (elija el país que menos se le ocurra). Ese elegí yo, realmente ya ni sé cual era, o lo borre de mi inconsciente, ví que mucha gente practicaba como si tuviera pasaporte italiano, yo no. Puse Latvia, Krakovia o alguno de esos paisitos que nadie conoce.

Llegue al final del formulario probando el programa autocompletador de datos, hasta la parte de SUBMIT, Que obviamente no lo cliquee porque estaría aplicando a una visa de esepaiscualquiera, cerré la página y me fuí al laburo.
Alguna vez te sentiste al borde de un acv o un paro cardíaco?  Yo creo que si.
Iba arriba del bondi cuando me suena el celu, notificación de mail, asunto:
“Hemos recibido la aplicación de su visa” LO QUEEEEEEEEEEEEE? Se me nublo la vista y me latió el corazón como si hubiera visto un  cartel de cuarto de libra gratis. SE ME HABIA APLICADO LA VISA AKSDJKLASJDAKSLD. Con el pasaporte del país que no tenía, claro. Vaya a saber si fue obra del universo, de Ala, Buda o el dios de los minisuper, porque juro por mi mama que no hice click en el maldito botón SUBMIT. Al día de hoy me sigo preguntando que pasó, el resto de la gente a la que le conté la historia está seguro que estaba dormida y le di al botoncito. No sé, cuestión que QUE MIERDA HAGO AHORA, FALTAN 2 DIAS PARA APLICAR, POR DIOS QUEEE AKLSDJAÑSLKDJSAD. Así hasta que logré tranquilizarme, ponele.
Mandé un mail a Inmigration New Zealand explicando lo sucedido, diciéndoles que no sabía como sucedió, que fue por error, y queriendo saber si no afectaría en la aplicación que me correspondía, y a la vez, si podía cancelar esa aplicación. Amablemente (estoy siendo irónica) una tal Jenesca Lee, la cual jamás olvidaré su nombre, me dice que mi aplicación había sido cancelada pero no sabía si afectaría en aplicaciones futuras, me mintió, ella lo sabía…solo quería verme sufrir la maldita!
Imaginen la cantidad de situaciones, películas y novelas que armé en mi mente, a un día de la aplicación REAL no daba mas de los nervios, llega el gran día.
El que lo haya intentado alguna vez lo sabe, la página se colapsa, no actualiza, queda en blanco, todos en los grupos de Facebook quejándose o preguntando ¿Qué onda, alguien pudo? y diez minutos después alguno que pone “Ya no hay más visas”. Estaba con mi amiga Manu en casa, ambas con la compu tratando en vano, así que le pedimos a mi hermana que estaba allá que lo intente por nosotras, no sólo me aplicó a mi, sino a Manu y al novio. HOLA FELICIDAD! SO VO?
Saltamos, festejamos y comimos milanesas, teniamos la visa!…Bueno, casi.

Faltaba primero enviar los rayos X que te piden porque parece que los argentinos somos todos tuberculosos, cuando fui a hacérmelos con el Dr Kelly, la secretaria me dice “Ah sos la hija del Dr Bosco” y fué así que gracias a papá me ahorré mil pesos que salían los rayos. Es una señal! Pensé, todo marcha bien, me van a dar la visa!
El universo iba conspirando a mi favor.
Los rayos los enviaba el mismo médico así que solo faltaba esperar.
Días después me escribe mi querida amiga Jenesca, diciéndome que debido a la aplicación con el país X, mi visa estaba siendo evaluada, porque había cometido un fraude!! Nuevamente todas mis esperanzas se derrumbaron, un fraude? Yo? No soy tan inteligente como para querer burlar migraciones de un país! Mande un millón de mails explicando nuevamente la situación, me pidieron que envíe copia de mi pasaporte como para que vean que realmente era yo y no una maldita farsante sudaca. Hice todo cuanto me pidieron pero no me daban mucha información. Los siguientes días fueron solo de nervios y ansiedad, hasta que un día… tatann tatann (musica de suspenso).

Describo el contexto, estaba en mi departamento de Capital, sola, llovía como nunca con rayos y centellas (?), y para colmo se había cortado la luz. La imagen de por si era triste…
Tirirí (notificación de mail) Inmigration New Zealand.
“Debido a que UD ES UNA MALDITA FRAUDE Y ESTAFADORA, SU VISA NO HA SIDO APROBADA”
Bueno, no recuerdo exactamente que decía, pero NO ME HABÍAN APROBADO LA VISA. Casi me da un 2do ACV, leí y releí muchas veces el mail para ver si había entendido bien, y si, había entendido perfectamente.
No solamente eso, sino que aclaraba “No intentar entrar como turista porque podes ser deportada” OK, RECHAZADA DE UN PAÍS.
Me puse a llorar como quinceañera dejada por su primer novio y me sumí en la depresión… Buenaaa Andrea del Boca, en realidad obviamente me puse mal, pero como todo en esta vida, las cosas pasan por alguna razón. Nueva Zelanda no era para mi tal vez pero tampoco era el fin del mundo.
Debido a esto fue que me gané en mi grupo de amigos el  bullying de visa rechazada, y para mi despedida (porque claramente igual me fui de viaje) me hicieron este hermoso video. 👉🏼 Despedida!



2 thoughts on “Como NO me fui a Nueva Zelanda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *